© 2020 diseñado para Ascende.

Constitución de sociedad

No solo creamos su empresa: lo ayudamos para que todo el proceso inicial sea lo más simple.

 

La sociedad es un contrato, con fines de lucro y que posee su propia personalidad jurídica, distinta a los de sus socios. Hay varios tipos de sociedades, cada una con sus caractéristicas propias, siendo las principales las sociedades anónimas, sociedades de responsabilidad limitadas y las sociedades por acciones. 

 

Para poder recomendarle el tipo de sociedad que mejor se adapte a sus necesidades, requerimos conocer sus motivaciones para constituir una empresa, negocios que pretende realizar, capital que dispone para invertir y otras variantes. 

Nuestros servicios relacionados con sociedades:

  • Creación de la empresa

  • Inscripción de marca

  • Asesoría legal mensual

  • Entrega de formatos de contratos

  • Reglamento Interno

  • Otorgamiento de poderes

  • Formatos de cotizaciones

  • Cobros extrajudiciales

 

El contrato de sociedad queda plasmado en los estatutos o pacto social, el cual es el documento que fija las reglas por las cuales se regirá la sociedad y sus socios y accionistas. Dependiendo del tipo de sociedad, la legislación indica requisitos mínimos que deben tener, tales como quienes son los socios o accionistas fundadores,  nombre -razón social- de la sociedad, objeto o negocios que realizará, como será administrada la sociedad, su capital y como será aportado, derechos de los socios y accionistas, como solucionarán las disputas, etc. 

 

Como los estatutos son obligatorios para los socios y accionistas, es importante que se asesore por un experto y le explique a él sus necesidades. Es frecuente que se utilicen formatos prestablecidos, los cuales contemplan los requisitos mínimos exigidos por la legislación, pero no son adaptados a las necesidades concretas o prever problemas futuros. 

son los estatutos sociales

  • Limitar la responsabilidad: ​​​como la sociedad es una persona jurídica independiente a sus dueños, los socios o accionistas no verán afectados su patrimonio personal -y familiar-. En la práctica, esto quiere decir que si la sociedad no tiene dinero suficiente para responder por sus obligaciones, los socios o accionistas no estarán obligados a pagar con su propio patrimonio.

  • Obtención de inversionistas: si requieres más capital, conocimientos u otras razones, siempre podrás vender parte de tus acciones y derechos en la sociedad. Es importante este punto al momento de redactar los estatutos, de manera que no tengas qué hacer una modificación a los estatutos. 

  • Imagen: operar por medio de una sociedad te dará una imagen de seriedad y responsabilidad, por lo que proyectarás una imagen más sólida y mejores oportunidades de negocios. 

  • Beneficios tributarios: dependiendo del giro de negocio, el tipo de empresa y otros factores, podrás obtener algunos beneficios en la declaración de impuestos a la renta o recuperar el IVA pagado en la compra de materiales o servicios por parte de tu empresa. Además, te permitirá descontar de los ingresos de la sociedad aquellos gastos que fueron necesarios para producirlos. 

  • Licitaciones y concursos: muchas veces, se exige a los postulantes que se presenten como una sociedad.

  • Líneas de negocios: podrás planificar y separar tu patrimonio en distintas empresas y negocios, de manera que el fracaso en alguno de ellos, no afecte los demás. 

Como constituir una sociedad

Actualmente, para poder constituir una sociedad, conviven dos sistemas: registral y simplificado. 

 

  • Sistema registral: consiste en suscribir ante un Notario los estatutos de la sociedad, el cual posteriormente se deberá extractar -resumir- y ser inscrito en el Registro de Comercio y publicado en el Diario Oficial. El plazo aproximado para completar todos estos pasos es de 2 semanas, contados desde que todos los socios o accionistas firman los estatutos. 

 

  • Sistema simplificado: también conocido como “Tu Empresa en 1 día”, consiste en completar electrónicamente un formulario que serán los estatutos de la sociedad, el cual posteriormente debe ser firmado digitalmente en alguna de las Notarías que cuenten con este servicio. Tal como su nombre lo señala, la sociedad estará lista el mismo día en se firme el formulario en la Notaría. 

Ambos sistemas tienen su ventajas, pero en nuestra opinión, la posibilidad que los socios puedan pactar prácticamente de manera libre los estatutos de la sociedad en el sistema registral, es la gran ventaja por la cual nuestros clientes generalmente optan por este sistema. El sistema simplificado, como está basado en un formulario, no permite a los socios o accionistas adapten la sociedad a sus necesidades específicas, especialmente en lo que se refiere a la administración de la sociedad. 

 

Sin embargo, si opta por el sistema registral pero su asesor no adapta el formato de estatuto que él utilice a sus requerimientos, le recomendaríamos “Tu Empresa en un día”, pues tiene un menor costo. Estimamos que no se justifica el mayor gasto si finalmente utiliza igualmente un formato tipo. 

 
 

Una vez constituida la sociedad, deberá realizar los siguientes pasos:

  • Obtención de RUT, el cual en el sistema simplificado es de manera automática

  • Inicio de actividades en el Servicio de Impuestos Internos y timbraje de documentos

  • Apertura de cuenta corriente bancaria

  • Obtención de patente municipal

 

También recomendamos tenga en consideración y solicite a su asesor legal:

  • Obtención de un dominio web

  • Inscripción de marca comercial en INAPI

  • Formatos de contratos comerciales y cotizaciones

  • Formatos de contratos de trabajo

  • Reglamento Interno de Orden, Higiene y Seguridad

 

Crea tu sociedad

Contáctanos e indícanos que tipo de negocio deseas comenzar. Así podremos dar una respuesta y orientación más ajustada a sus necesidades. 

 

Otros servicios

En ASCENDE nos hemos especializado en la atención de empresas y sus propietarios, enfocando todos nuestros servicios de asesoría jurídica en estas materias.

Gerencia Legal Externa

Asesoramos a las distintas áreas de la empresa, como un miembro más en la organización.