© 2019 diseñado para Ascende.

Empresa Familiar

Aseguramos que su esfuerzo y legado perdure en el tiempo

 

       Una Empresa Familiar es aquella que pertenece a una familia, además de ser controlada y gerencia por ésta; no tiene relación con el tamaño de la empresa o su nivel de sofisticación.​ En consecuencia, en este tipo de empresa convergen tres aristas: familia, propiedad y empresa. 

 

Llega un momento en que los miembros de la familia deberán tomar decisiones respecto a quienes y cómo continuarán con la empresa. Estadísticamente, el 85% de las empresas familiares terminan con la tercera generación, acabando así con el legado de su fundador y parte de la historia familiar. Pero, paradójicamente, las empresas familiares que sobreviven, son de las corporaciones más grandes y antiguas en el mundo.

Familia: los miembros de la familia tienen intereses y visiones personales, por lo que deben aunar posiciones. Esto lo rezamos mediante entrevistas y ejercicios. El resultado, será la redacción de un protocolo familiar, donde se fijarán los lineamientos. 

Propiedad: corresponde a aquellos miembros de la familia o terceros, que tengan acciones o derechos en la empresa familiar. Dirigen la empresa hacia los intereses definidos por la familia. 

Empresa: corresponde a la gestión de la empresa, preocupándose principalmente de la rentabilidad de ésta. La familia deberá establecer cuales de sus miembros podrán participar en la administración, fijando los requisitos y competencias que debe cumplir. 

Miembros de la familia que son trabajadores en la empresa. 

Miembros de la familia que son accionistas. 

Accionistas que son trabajadores.

En ASCENDE asesoramos a las familias que deseen asegurar la continuidad de la empresa y el patrimonio familiar a través de las generaciones. Un Gobierno Corporativo y un Protocolo Familiar son la clave para el éxito de la empresa y su continuidad, conciliar las aristas según cómo la familia vislumbra su empresa y los intereses personales de sus miembros.